Amor real

Cuando contemplo el sol, en sus fulgores y destellos, entre lo lindo y lo bello, recuerdo que sueño, entre los lirios y estrellas, entre el mar y sus olas.

No es espejismo que veo en tu alma, es esencia que desarma, es risa sin prisa y amor sin premisas, es calidez sin tiempo ni límites.

No es un amor lisonjero, pasajero, es un amor ágape que condena a la eternidad, es un amor que va, más allá del ero y de los besos veraniegos.

Es un amor puro, como diamante, inmortal en su esencia, resistible como el roble, bello como el cielo, inocente, travieso, que se columpia en las alas del alma.

Es amor del que se queda, del que saluda con lágrimas, del que abraza, del que no finge, es ese amor que sabe real, huele real y se vive real.

Es amor del que sabe a cielo, del que marca el corazón, del que pinta paisajes, del que te hace ver el mundo mejor, de ese que es eterno como Dios.

Eduviges Guerrero Rijo

Paso a paso

Mi corazón, marca los pasos de cada instante que te amo, los segundos, multiplican minutos, los minutos horas, las horas días, los dias meses y los meses años. Los años, historias, momentos, ilusiones, vivencias y recuerdos.

Recuerdo, que ayer te vi, sin imaginar que me veía en tu gota de cristal, en los cuentos, en las novelas, en los poemas, en tu imaginación. Recuerdo llegar hasta ti, ver tu sonrisa, tu puerta abierta, recibir rosas de primavera y, así reflejarte en mis ojos de espejo.

Estaré presente, en tus días, nebulososy lluviosos, en tu presente y futuro, en tu corazón y pensamientos, te recordaré cada día, la suma de instantes, ilusiones y… momentos que he recorrido contigo.

Le pregunto, al lucero más brillante del firmamento, si algún día te veré tal cual ere, será? será que te amo? Será qué te extraño? O es tan solo una jugarreta del destino o del amor?

Autora

Eduviges Guerrero Rijo

Solo mírame

Mírame, a los ojos, con el corazón abierto de par en par. Mírame, el corazón pertenece , a quién los ojos se vuelven a ver.

Mírame, como sueño desbordado, en tu dia de nostalgia. Mírame, como el sándalo que expele su fragancia en los días de desamor, distancia y tristeza.

Mírame, como oasis en un desierto caluroso. Mírame, como espejo que refleje tu alma con la mía.

Mírame, descubre mi alma, es infinita y profunda, mira más allá, lo que calla, lo que guarda , Será diamante, esmeralda o zafiro? O será un amor tan inmenso como las profundidadesdel mar?

Mírame, detenidamente, como el fuego devora cada fibra de mi ser , es como el viento cuando calla, pero jamás deja de soplar.

Mírame, cuando callo, pero mi silencio es elocuente, mírame, cuando miro lo que dicen mis ojos.

Mírame, cuando escribo, lo que te dice mi tinta. Mírame, cuando corro, lo que te dicen mis huellas. Mírame, por completo, sabrás lo que te digo, solo mírame.

Eduviges Guerrero Rijo.

Un tú , un yo

Conversando con mi yo, encontré un tú, un te quiero, un te amo, un te extraño. Un abrazo en la lejanía, un beso en la cercanía, un yo, que brinda sueños, un tú, que espera ilusiones.

Un yo, que es real, un tú, que se construye con detalles, momentos, magia de vida, dias de playas, una mirada, una flor, un te quiero, que se vive un día a la vez.

Un tu, que se vuelve estrella, en firmamento quisqueyano, un tú que brilla en el mismo trayecto del sol.

Quiero un yo, que sea tú, y un tú que sea yo, un tú y un yo que sea un nosotros, un nosotros que sea mágico, eterno e irrepetible.

Eduviges Guerrero Rijo

Abrazáme

Abrázame, en la noche de silencio, vacía y solitaria, cuando todos dejan que tus lágrimas corran como río de fragancia.

Abrázame en tus recuerdos, al transitar el día y al dormir en noche. Abrázame en tu pluma, en tu tinta, en tu yo.

Abrázame en tu corazón, en tus latidos, en tus pensamientos y sentimientos. Abrázame en la glorieta de tu vida, en tus ilusiones y desilusiones.

Abrázame corazón, abrázame mi amor, abrázame con hilo de amor, de aquí hasta al corazón.

Eduviges Guerrero Rijo.

Dejaré

Dejaré que me extrañe, entre el día y la noche, entre la distancia y la lejanía, entre sueños y versos, entre dormido y despierto. Déjame verte, desde la ventana de mi alma, descifrar tu mirada, tus gestos, tu lenguaje, tu mundo, tus sueños. Déjame volar, en la alfombra mágica del amor, déjame pensarte, sentirme en los rincones de tu corazón. Déjame cabalgar, contigo, al ritmo del viento, cultivar rosas rojas, tulipanes y claveles. Déjame pensar, que estoy en aquel lago, donde el verde armoniza con el azul del cielo y la belleza de tu alma. Déjame conocer el misterio de tu ser, el antes, el ahora y el después. Eduviges Guerrero R.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora