Chispitos de vida

Entre música y risa

se mueve el tiempo muy

veloz, entre rosas y espinas

el sol despliega su candor,

entre tristezas y alegrías

va amando el corazón.

Entre la noche y el día

se va escribiendo la canción,

entre besos y abrazos

va dejando el corazón ;

entre miradas y suspiros

renace un nuevo amor.

La vida es un chispito

entre sueños y amaneceres,

entre instantes que perduran

toda la vida.

Entre preguntas y respuestas,

entre descansos y viajes,

recibe chispitos de vida.

Eduviges Guerrero Rijo

Guerra del 65

Francisco Alberto Caamaño

Hombre de gran valor,

líder indiscutible de la revolución

que con ejemplo y gallardía defendió

La Constitución.

Hoy queremos decirles a los hombres

caído en la revolución, que los

recordaremos por siempre cómo

héroes inmortales de nuestra nación.

El pueblo dominicano a las calles se tiró y unido como un sólo hombre gritó:fuera los yankis que queremos nuestra Constitución.

La quisqueya que nosotros tenemos a la fuerza los yankis se entraron, pensaron encontrar menos resistencia pero una vez más se equivocaron.

Fueron las últimas palabras de Alberto Caamaño Deñó, no fuimos vencedores, tampoco fuimos vencidos, por tal proezas hoy, nuestros héroes son reconocidos.

Recordando la guerra del 24 de abril del 1965.

Eduviges G. R.

Plena

Dedicado a todas las mujeres que se le

Olvidó amarse.

Estoy lista para amar,

vivir, dejar y continuar,

amar lo que me hace feliz,

vivir lo que me falta,

dejar lo que no me

hace felíz y continuar

contigo o sin ti.

Ya no busco la caridad

de tu amor porque me

amo a mi misma ;

ya no sé si amarte o

agradecerte por hacerme

entender que no necesito más,

me tengo a mi misma.

Me arriesgué a vivir plena,

satisfecha y felíz;

Y disculpa si esos planes

no te incluyen a ti.

Ahora soy felíz y recuerda

no lo hago por ti, me lo debo

a mi.

E. G. R.

.

La distancia

Hoy cabalgo el campo de amapolas

que una vez soñé recorrer contigo,

me despierto, te busco, pero ya

no está…

El viaje ha terminado, la primavera

ya no existe en ésta estación ;

Solo existen inviernos densos,

fríos y solitarios.

La escarcha del cielo cubre todo

a su paso, ya no hay colores,

no hay arcoiris, todo es burdo,

Solo existe un color, el blanco

que cubre la tierra.

Los niños no juegan, te llevaste

Las acuarelas, borraste el paisaje

el paisaje, todo luce desértico.

Será la distancia?

Ella fue más fuerte que el amor?

O será que el corazón nunca

amó lo suficiente?

Eduviges G. R.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora