Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Un beso tuyo

Quiero un beso tuyo, para llevarlo conmigo, con sabores tropicales y colores de arcoiris. Quiero un beso tuyo que vuele hasta mi alma, cual mariposa monarca pinte de colores mis dias.

Quiero un beso tuyo, cada crepúsculo del año, cada vez que duerma y me levante, cada vez que vaya y regrese. Quiero un beso tuyo en cada aventura de la vida. Quiero un beso tuyo, cuando esté ausente, para llevarlo conmigo en mi memoria por tiempos indefinidos, que sea mi amuleto cuando esté lejos.

Quiero un beso tuyo en el lago de los sueños, en el jardín de los lirios, en el santuario del corazón. Espero y quiero que sea eterno el hoy y el mañana para besarte en la banca del otoño, donde los colores se mezclan con las hojas del ayer y los besos renazcan con aroma de mujer.

Poetisa, Eduviges Guerrero Rijo. República Dominicana.

.

Amor mío

Amor mío eres tu, tu que revoluciona mis sentidos, tu que vuelca mi corazón para que siempre piense en ti, tú, que provocas que mi corazón se acelere, vive en mis sueños sagrados, en mis horas divertidas.

Eres el lienzo de mi arte, la melodía de mis notas musicales, la tinta de mi pluma y el abecedario de mis versos. Eres el enigma de mi corazón y el código que lo descifra.

Eres el oasis de mi desierto, el lucero de mi mañana, la rosa de mi jardín y el dueño de mi amor.

Poetisa, Eduviges Guerrero Rijo. República Dominicana.

Luces y sombras

De luces y sombras está hecha la vida. Sombras, los recuerdos que guardo en los laberintos, en la recámara secreta de mi corazón palpitante, sombras que se mueven con los rayos de luz al caer la tarde, ausente de luces, llenas de sombras y ruidos pero, mágicas al contemplar en silencio cada estrella que tiene el inmenso firmamento oscuro, pero hermoso.

Luces, que iluminan la esperanza al presenciar muchos amaneceres, de soñar que cada paso que doy me acerca al tiempo esperado a la primavera repleta de flores. Sombras, que como cofre adquiere valor al albergar tesoros de gran precio, como diamante en fiesta de gala, brilla, brilla cautivando los gustos mas enreversados, brilla, como ojos embelesados frente a la exquisitez de un amor a primera vista.

Sombras, al vivir tan lejos de mi espacio, de imaginar como es el mundo, como crecen las flores en el jardín de tu paraíso. Sombras, antes el eclipse de un mundo lejano. Luces, son las líneas que leo al final del invierno frío, a veces intermitente otras veces tenue.

Poetisa, Eduviges Guerrero Rijo

Rep. Dom.

La lluvia sinfónica

Sl contemplar la lluvia que cae, acariciando con ternura el suelo que toca, refrescando con cada gota el exuberante verde de la naturaleza desnuda.

Es la lluvia que toca el cuerpo con cada gota, gotas que al deslizarse en cada cuerpo vacío, entonan y cantan la misma sinfonía.

Sinfonía que me recuerda a ti en tu tono felíz, pareciera que dijera tu nombre de aquí a Senegal, es la lluvia que cae como besos de manantiales.

Es la lluvia que el cielo llora, es la lluvia que la tierra aplaude, es la lluvia que llena los riachuelos, es la lluvia que le da vida a las flores, es la lluvia que yo amo, es la lluvia que me recuerda a ti.

Poetisa, Eduviges Guerrero Rijo. República Dominicana

Corazón callado

Corazón callado, nacido de la montaña que se desliza con ímpetu por los riscos de la vida, es callado en su exterior y vivaz en su interior. Corazón que espera primavera que florece como loto de pantano, que reverdece su collage, se recrea en las cenizas y se vuelve ave fénix.

Corazón callado que no pronuncia palabras, pero, ama con intensidad, con ternura y delicia. Corazónes callados, esos que no son comunes, son escasos, sus fuentes son como oro, diamante, solo se hayan en las profundidades.

Corazón callado que tiene luz intermitente, corazón que tiene brillo, corazón que espera en el mismo faro, vestido de hermosura con un poco de un tu y mucho de un yo.

Poetisa, Eduviges Guerrero Rijo. Higüey, República Dominicana.

Lirios para ella

Ayer

Fuiste un lirio para ella, amor, felicidad, pureza, idilio, pasión, esencia y aroma.

Hoy

Tristeza, desapego, infelicidad, solo un frasco de un buen perfume que se acabó.

Mañana

Será recuerdo que se esfuma con el tiempo, letras diluidas, solo ruina que tuvo historia.

Ella

Solo quería perfumes, colores, matices, tiempo de calidad y amor.

El

Solo pinta paisajes que lo lleven a su destino, no se detiene a ver su dicha, corre sin notar que la vida le sonríe.

Poetisa, Eduviges Guerrero Rijo