ESPOSA Y AMANTE

Quiero ser el lazo

que ate tu vida

con la mía;

quiero ser la amante

que robe tus besos secretos,

que saboree la miel de

tus labios.

La esposa que enjaule

tu corazón a mis grilletes;

la amante que desvele tu

mas sublimes pasiones,

quiero ser tu esposa y

tu amante.

E.G.R

Me amarraré contigo

Cuando tu cuerpo sea luz

Y tu rostro primavera

saldré a calentarme.

Cuando tus ojos sean el mar

y tus cabellos arenas,

Saldré a bañarme.

Cuando tu naríz expele aire

y tus mejillas sean llanuras,

respiraré hasta morir.

Cuando tus brazos sean cadenas

Y tu pecho cárcel,

seré tu presa sin fianza.

Cuando tu cabeza piense en mi

y tu corazón lata por mi,me

amarraré contigo hasta el

último siglo de mi vida.

E.G.R.

Mi mundo

Cuando mi mundo sea tu mundo

Y ya no viva yo,tu viva en mi,

Construiremos un castillo en el

aire,donde viviremos hasta la eternidad.

Caminaremos por calles de nieves

hasta que nos caliente el sol,

bailaremos canciones de estrellas

a la orilla del camino.

Nos llevaremos serenatas mutuamente

con guitarra de acuarelas y voces de

algodón,haciendo un concierto

de luceros hasta que nos despertemos

otra vez..

E.G.R

La desnudez del alma.

Bríndame tu corazón desnudo

Y lo cubriré con mis miradas,

bríndame tu cuerpo azul

Y lo vestiré de caricias,

bríndame tu sonrisa de mujer

Y la dibujaré de colores,

bríndame tus delgadas manos

y la calentaré de dias en dias.

Bríndame tu belleza de amapola

Y la encenderé de estrellas,

bríndame tu cuerpo enmudecido

Y lo haré resonar de alegría.

Bríndame todo de ti

y siempre viviré contigo,

aunque sea a lado de las olas.

E.G.R

Sentir es mío

Quiero escuchar música

bailando con las estrellas,

no escuchar tu voz bajo el

sol candente del verano,

viajar en barco con el vaivén

de las olas,correr descalzo en

campos llenos de amapolas;

sentir el viento golpear mi

cara desnuda,ver la gaviota

para nada es raro.

Sentir la lluvia y el cuerpo frío,

tener suspiro y decir:

¡oh! esto es mío.

Ver las montañas desde mi laurel

y sin prejuicio perderme en el,

sentir que no te escucho sin

decirme lo que debo hacer,

es mi derecho,lo sé,soy mujer,

es mala costumbre del hombre

hacernos creer los que debemos ser,

¡oye! no interrumpas,

Dios sabe que soy mujer y

mi esencia emana de ese supremo

ser.

Dedicado a todas las mujeres

que no tienen voz.

E.G.R

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora